« Home | Discurso de Cantinflas: Muy actual » | Reitera Calderón invitación a AMLO y Madrazo » | Habla Kylie Minogue del trauma que padeció por cán... » | THE STROKES EN MEXICO!: CONFIRMADO! » | Próximamente... » | Damone - Out Here All Night » | Cadena de favores » | Marcha Sergio Pitol a favor de AMLO en Veracruz » | México es diferente » | ...Hipotéticamente... »

Pruebas matemáticas: Matemáticos de la UNAM hablan

En la página de Julio Hernández, un redactor regio, colaborador de La Jornada, escribe un artículo acerca de lo ocurrido en el IFE y en el PREP, en el cual incluye palabras de lo dicho por académicos de la UNAM, tales como los doctores Víctor Romero, Raúl Aguilar, Humberto Carrillo, Susana Gómez, Rosario Paredes, Luis Rincón y Francisco Portillo, y los maestros Pilar Alonso, José Antonio Flores y Bolívar Huerta. Muy interesante.


Aquí el artículo:

Pruebas matemáticas

- El mundo hildebrándico
- Manipulaciones cibernéticas
- Anómalos, el PREP y lo distrital

Astillero
Julio Hernández López

Aún cuando son muchos los testimonios del fraude electoral en su fase manual (premoderna), la clave del gran engaño está en la manipulación cibernética de los procesos de captación y difusión de los datos comiciales. Por más evidencias de manipulaciones que se logren juntar (y vaya que hay suficientes) y por más litigios ante tribunales electorales que se lleguen a plantear, la esencia del atraco está en el mundo de lo hildebrándico: en el sistema computacional que posibilitó la instalación del reino de las percepciones que ha hecho creer a las masas manipulables mediática y “científicamente” que Felipe Calderón realmente ganó la contienda electoral./

La diferencia entre lo manual y lo computacional, entre lo real y lo virtual, parece no ser entendida adecuadamente por el lopezobradorismo. Tal vez porque varios de sus principales estrategas nutrieron sus conocimientos electorales de la fuente del priismo clásico es que ahora se ha puesto el acento de las denuncias públicas más en los aspectos tradicionales de la defraudación (el embarazo de urnas, las diferencias numéricas en actas, por ejemplo) que en los estudios de científicos mexicanos que consideran imposibles, o inviables, o increíbles matemáticamente tanto los resultados electorales preliminares y de los conteos distritales como su expresión ante los medios de comunicación y los ciudadanos en general./

La noche del pasado miércoles, por ejemplo, esta columna recibió, en horario que le hacía imposible incluirlo en la entrega de ese día, el análisis estadístico que de las elecciones 2006 hicieron diez académicos de la UNAM (los doctores Víctor Romero, Raúl Aguilar, Humberto Carrillo, Susana Gómez, Rosario Paredes, Luis Rincón y Francisco Portillo, y los maestros Pilar Alonso, José Antonio Flores y Bolívar Huerta). Las observaciones de esa decena de especialistas (que hoy se publican en La Jornada, en una nota de Roberto Garduño, y están disponibles íntegramente en www.juliohernandez.com.mx) establecen que “se presentó una manipulación en el cómputo de los votos tanto del PREP como del conteo distrital, vía la alteración de los resultados o la administración de las muestras de casillas tomadas que supuestamente debían ser aleatorias. Sólo mediante una manipulación cibernética en el área informática del IFE dichos comportamientos anormales e improbables pudieron suceder”. La diferencia oficial de votos entre Calderón y AMLO fue de “sólo dos votos por casilla”, pero “una manipulación de 30 votos en el 10 % de las casillas permitiría revertir ese resultado”. Sin embargo (de lo manual a lo cibernético, de lo real a lo virtual), “de igual manera, la manipulación de las cifras en las computadoras del IFE pudo cambiar el resultado final de la votación”. Por ello, los académicos de la UNAM recomiendan que se realice “un nuevo conteo en todas las casillas electorales, usando un sistema de cómputo distinto al que ha usado el IFE”./

Uno de esos diez académicos, Víctor Romero Rochín, ha dicho a título personal que “las conclusiones respecto al conteo distrital son esencialmente las mismas que en el caso del PREP” y que “lo que provoca mayor sorpresa es el orden, ascendente o descendente, del número de votos conforme se contabilizan nuevas casillas, siendo que las muestras son independientes unas de las otras (...) un orden de esta naturaleza no puede descartarse en términos estadísticos, aunque si así fuera tendría una probabilidad increíblemente pequeña”. De allí se desprende “la posibilidad final, que no puede ni debe descartarse a la ligera, de la intervención de un agente externo al sistema de cómputo del IFE”, por lo que un eventual nuevo conteo de votos tendría como “condición necesaria” evitar que “la información se vuelva a centralizar en las mismas computadoras” del IFE./

El análisis colectivo fue conocido en lo general por el propio López Obrador una semana atrás (el pasado viernes, cuando se preparaba para una entrevista en Televisa con Joaquín López Dóriga que ese día fue pospuesta). Los académicos trabajaron sábado y domingo hasta la madrugada para alcanzar las consideraciones finales y buscaron hacerlas llegar a AMLO por la vía de Federico Arreola, César Yáñez u Octavio Romero, pero nada consiguieron. Claudia Sheinbaum sí conoció el texto pero nada sucedió porque la burocracia alrededor de López Obrador sigue empeñada en una batalla jurídico-electoral al estilo antiguo./

No son, los de esos diez académicos, los únicos estudios sobre la materia. Ya aquí se han difundido los trabajos de Jaime Ruiz García y Luis Mochán. Éste, en la versión más actualizada, establece en sus conclusiones que, con lo que ha analizado hasta ahora “no es razonable creer que no haya habido una manipulación de los resultados reportados por el PREP; se me ha dicho que el trabajo que he realizado es irrelevante pues a fin de cuentas el PREP no tiene validez legal, pues los datos importantes son los del conteo distrital. Sin embargo, me resisto a creer que el PREP haya puesto a nuestra disposición toda la información detallada de la elección con el propósito de que nos entretengamos la noche de la elección o que juguemos a las quinielas”./

La batalla cívica por la defensa del voto debe pasar, desde luego, por el ámbito jurídico y por la movilización social, pero también debe apoyarse en estos análisis matemáticos (difundiendo esos estudios, convirtiéndolos en argumento político y social, inaugurando rutas de litigio judicial a partir de consideraciones científicas). De otra manera, el combate se quedará en un campo acaso ya reorganizado con las mismas trampas cibernéticas y manuales, como lo sugiere el manoseo de paquetes electorales que ha realizado el IFE en sedes distritales y que podría permitir al calderonismo el golpe efectista de anunciar su disposición a que sean contados uno a uno los votos de determinadas casillas en las que el trío Felipe-Hildebrando-IFE (FelHiFE) no hubiese aplicado (o ya hubiese disimulado) sus artes de magia./

Hoy, a partir de las once horas, en la Escuela Nacional de Antropología (a un lado de la sala Ollin Yoliztli) este tecleador en una mesa redonda con Guillermo Almeyra, Héctor Díaz Polanco y Consuelo Sánchez. El próximo viernes, en la Universidad de Guadalajara... ¡Feliz fin de semana y... nos vemos el domingo, en la marcha! (fin)

Leer Nota Completa

Powered by Blogger



Escribe tu E-mail para recibir los posts de UnoPuntoSeis 1.6 directo en tu correo electrónico

FeedBlitz